lunes, 22 de octubre de 2012

San Clemente del Guardal: datos e imágenes de ayer y de hoy.

    Numerosas son las consultas que se nos hacen relacionadas con el antiguo núcleo rural y parroquia de San Clemente del Guardal. Para poder mitigar un poquito ese interés, aportaremos los datos que han llegado al Archivo, gracias a la generosidad de algunos particulares e instituciones. A saber:

   San Clemente del Guardal (ca 1978)       A. M. H.

1.    Situación.

El término municipal de Huéscar está situado en el extremo nordeste de la provincia de Granada, aproximadamente entre los 38º 05´ y los 37º 46´ de latitud norte y entre los 2º 44´ y los 2º 26´ de longitud oeste del meridiano de Greenwich.

Limita al norte con los términos municipales de Santiago de la Espada (Jaén y Nerpio (Albacete); al este con el de Puebla de Don Fadrique (Granada); al sur con los de Orce, Galera y Castilléjar (Granada) y al oeste con los de Castril (Granada), Segura de la Sierra, Pontones y Santiago de la Espada (Jaén).

Su extensión superficial es 474, 9 Km2. La altitud más baja (al sur del término), es de unos 900 metros y la más elevada (cumbre de la Sagra) de 2.383 metros.

2.    El medio físico.

A) El relieve.

El relieve es bastante acusado, con excepción de los llanos existentes al sur, pudiéndose decir que la altitud asciende al desplazarse en el sentido sur-norte hasta el estrechamiento que produce el límite del término y desde este punto la altitud desciende hasta los límites con las provincias de Jaén y Albacete.

Como puntos culminantes se encuentran además de la sierra de la Sagra, las de Duda, Marmolance, del Muerto, Bermeja, Montilla, la Encantada, Jorquera, Moncayo y Seca.

       San Clemente del Guardal -vista- (ca 198_)  A. M. H.

B) La Hidrografía.

Los ríos pertenecen a la cuenca del Guadiana Menor, afluente del Guadalquivir, atravesando el término el Guardal con su afluente el Raigadas y el Barbatas o de Huéscar. También existe el importante caudal proveniente de la laguna de Fuencaliente.

Las acequias de riego más importantes son: la de Montilla, de la Virgen, Fuencaliente y Parpacén.

La obra hidráulica más importante realizada dentro del término es la del Pantano de San Clemente, con una capacidad para 120 Hm3., que recoge las aguas, principalmente, del río Guardal.

Este pantano inundó el núcleo urbano de San Clemente, de unos 680 habitantes, y la pequeña vega existente a lo largo del río Guardal. La altura de la presa es unos 80 metros, con un largo de unos 600 metros, quedando la cota de nivel del agua a unos 1060 metros de altitud. De este pantano parte un canal de riego que pasando por el norte de la ciudad de Huéscar llega hasta los límites del término de Orce.

Rio Guardal aguas abajo de San Clemente (ca 1978)    A. M. H.

C) La Vegetación.

Si nos referimos a las especies forestales, tenemos dos tipos de vegetación: la espontánea y la antropógena.

Como representante más importante de la primera está la encina, que debió cubrir buena parte del término en épocas pasadas y que permanece en los bordes montañosos; en menor importancia se encuentran alguna especie de pino y los árboles de ribera, fundamentalmente chopos o álamos blancos.

Como representante fundamental de la segunda se encuentra el pino, que cubre grandes extensiones por encima de los 1.200 metros de altitud y que proviene de repoblaciones realizadas en diferentes épocas, en general recientes.

Elemento muy destacado de especie exterior, muy bien aclimatada en el término, lo constituyen las gigantescas sequoias existentes en finca de La Losa.

El matorral ha cubierto grandes áreas antaño ocupadas por bosques; como especies más frecuentes se hallan: la retama, la gayamba, el romero, el tomillo, el esparto, e innumerables plantas cuyas flores de estación constituyen con su cromatismo un atractivo y cambiante elemento del paisaje.

        Campos y anejo de Duda (ca 1978)    A. M. H.

En las zonas cultivadas y a veces en medio de los bosques aparecen los campos de cereales con su variable colorido estacional.

Por fin, en las vegas el verde de las hortalizas, de los frutales y de los chopos constituye el colorido predominante.

Las abundantes montañas enmarcan y valoran el paisaje circundante.

  Entrada a San Clemente con sierra Seca al fondo (ca 198_)     A. M. H.
3.    Las vías de comunicación.

Si bien Huéscar está alejada respecto de las capitales de provincia circundantes, y concretamente a 155 km. de Granada, posee una red estimable de carreteras que confluyen, parten o atraviesan la ciudad.

Así la C.3329 la une con Galera y Cúllar; la C.330 de Torreperogil (Jaén) a Caravaca (Murcia), la circunvala y une con Castril y la Puebla de Don Fadrique; las GR.700 y GR.710 las une con Santiago de la Espada y la GR.760 con Castilléjar.

Está situada en la ruta más corta, aunque no la principal, entre Granada y Valencia, por lo que es relativamente frecuentada.

La comunicación entre la capital del término y los otros núcleos de población se realiza en parte por carretera y en parte por caminos de regular condición: así con El Canal de San Clemente se toma la C.330 y la GR.700 y caminos asfaltados; Puente Duda y La Parra sobre la C.330 y sobre caminos asfaltados.

A Barrionuevo y poblado de Nuevo San Clemente se accede desde la C.330 dirección a Puebla de Don Fadrique.

Vista aérea del nuevo San Clemente      (internet-A. M. H.)

     4.    Los núcleos de población.

Además de Huéscar, capitalidad del municipio, existen los núcleos siguientes:

a) Barrionuevo, en realidad un barrio de la ciudad constituido por cuevas y alguna casa. Está situado en la margen izquierda del río de Huéscar a 1 km. de la ciudad.

b) Poblado Nuevo San Clemente, situado junto al Polígono Industrial La Encantada, en la llanura superior que hay sobre la zona norte de Barrionuevo y a una distancia de algo más de 1 km. de la ciudad, en dirección a la Puebla de Don Fadrique.

c) Duda, está situado en una ladera sobre el río Guardal, aguas debajo de la Presa o Pantano de San Clemente y próximo al viaducto del mismo nombre que permite el paso de la C.330. Es un bello ejemplo de adaptación al medio que le rodea.

d) La Parra, está situado próximo al río Guardal, entre la presa del Pantano de San Clemente y Duda. Al otro lado se encuentra el anejo de la Caridad.

         Duda y La Parra -vista panorámica- (ca 198_)    A. M. H.

e) El Canal, o las Cuevas del Canal, es el núcleo de mayor rareza. Las casas suelen tener una parte, o la totalidad, de cueva, escavada en el talud constituido por el canal iniciado en el siglo XVIII para llevar el agua del río Guardal al campo de Cartagena.

De los cortijos, que no constituyen núcleo alguno, se puede destacar su papel de base de colonización del medio circundante y de refugio y morada.

5.    La Vivienda.

Dentro del término podemos considerar tres tipos:

La urbana: la de Huéscar, capital del municipio.

La rural: la de los pequeños núcleos del término, aislada, representada por los cortijos.

La cueva: vivienda de tipo característico, existente en todo el este y nordeste de la provincia, propiciada por la naturaleza del terreno. Constituye el núcleo fundamental de Barrionuevo, aunque existen también en El Canal. Puede tener algún pequeño cuarto de obra de fábrica a la entrada.

En general predomina la vivienda con una o dos plantas.

La cerrada de San Clemente (ca 198_)       A. M. H.

 
6.    La población.

La población de Huéscar según el Instituto Nacional de Estadística, en 2011, tenía 8.131.

Los distintos barrios o núcleos que están bajo la tutela de la Parroquia de San Clemente se compondrían de:

Barrio Nuevo de San Clemente, que según el INE en 2010, tenía 344 habitantes.

El Canal de San Clemente, que según el INE en 2010, tenía 254 habitantes.

La Parra, que según el INE en 2010, tenía 37 habitantes.

Duda, que según el INE en 2010, tenía 35 habitantes.

    7.    Historia de la Parroquia de San Clemente: desde sus orígenes a nuestros días.

Los avatares históricos por los que ha pasado la Parroquia de San Clemente son los que determinan hoy día su particular idiosincrasia geográfica y poblacional.

Impronta del primitivo sello de la Parroquia de San Clemente       A. M. H.

 
La Parroquia de San Clemente del Guardal, nace como tal en los últimos años del siglo XVIII (Fuente: Desmembración de los curatos de Huéscar. Erecciones nuevas de ellos y de vicarios -Madrid, 14 de noviembre de 1786-. Archivo Diocesano de Toledo).

Según este documento, debido a las particulares circunstancias sufridas en las parroquiales de Santa María y Santiago de la ciudad de Huéscar y el aumento poblacional de vecinos en la zona de influencia –geográfica- de la antigua ermita de San Clemente de Guardal, por el inicio de las obras del llamado Canal de Carlos III o Real Canal de Murcia; por las autoridades eclesiásticas parece ser se estima oportuno la necesidad de hacer una reordenación parroquial de la Vicaría de Huéscar, que comprende la Ciudad del mismo nombre, y las aldeas de la Puebla y Castilléjar.


Vista de la iglesia parroquial de San Clemente (ca 198_)    A. M. H.

El documento mencionado anteriormente, entre otras cosas nos dice:

“Vicaría Perpetua en San Clemente de Guardal.

Que también erigía y erigió S. C.(Señor Cardenal) en la ermita y sitio de San Clemente de Guardal otra vicaría como las antecedentes, dando por término de su feligresía el comprendido en las seis leguas de su circunferencia desde el cerro del cubo a las umbrías de Marmolance, atravesando Campofique por el puente del canal hasta el rincón de Almorox faldeando la Sagra hasta llegar a los Rallones bajando por Sierra Seca, fuentes de Guardal siguiendo el cerro de Duda, lindando con Castril, hasta su atalaya, y cerro dicho del Cubo. En todo lo cual se comprenden cincuenta y tres cortijos con un molino harinero, y en ellos cincuenta y cinco vecinos, con trescientas y cinco personas de comunión, quedando los más distantes, que son tres, como a legua y media de la ermita.

Dotación de la Vicaría de San Clemente de Guardal.

En igual forma aplica S. C. por vía de congrua al Vicario perpetuo que se ha de constituir verificada dicha vacante del segundo Beneficio de Santa María, en la ermita de San Clemente de Guardal, la otra mitad de sus rentas copiales de granos, y maravedís la otra tercera parte de primicias del término actual proindiviso de su feligresía, con la deducción de la octava de su importe total para el sacristán de dicha matriz, y de otra octava de la parte que se le aplica para el sacristán de la misma ermita, y además los derechos parroquiales del pie de Altar expresados, y regulados como en la antecedente de las Santas Mártires; y hecha regulación de la suma total de estos ingresos conforme a los autos resulta dotada esta vicaría de San Clemente de Guardal en la cantidad de cinco mil reales de vellón en cada un año.

            Y por cuanto  no es regular que se verifiquen a un mismo tiempo las vacantes de los dos Beneficios que se suprimen de los ocho que hay actualmente en las expresadas parroquial de Santa María de Huéscar como se necesita; para que tengan entero efecto las erecciones de curato propio en ella y de las vicarías perpetuas en las referidas ermitas de las Santas mártires, y de San clemente; deseando S. C. que le tenga en cuanto sea posible, ordena que luego que vague el primero de dichos Beneficios, y que con él como queda dicho quede establecido el curato propio de Santa María cesen los tres Vicarios Naturales que en el día tienen  a su cargo la administración de la Cura de Almas de su feligresía en la ciudad, y campiña de su término, y que sea del cargo del cura que se nombrare cuidar de constituir en las dos expresadas ermitas, y entre tanto que puedan tener efecto las erecciones de sus respectivas vicarías, Tenientes idóneos aprobados por el Vicario para administrar la cura de almas a los feligreses contenidos en sus respectivos términos que van demarcados, por cuyo trabajo hayan de percibir cada uno íntegramente la tercera parte del total de Primicias de la feligresía de dicha Parroquial de Santa María considerada proindiviso rebajada la octava de su total importe correspondiente al sacristán de la misma con la obligación de residir personalmente en aquellos respectivos sitios en todo el tiempo del cumplimiento de Iglesia, Pascuas, y días de precepto de misa desde las primeras vísperas, hasta las segundas ambas inclusive, la de explicar en ellos al tiempo de la Misa un punto de la Doctrina Cristiana por el orden del catecismo, y la de administrar a sus respectivos moradores en calidad de tales Tenientes de Santa María, todos los Santos Sacramentos cuando los pidieren para su consuelo, y devoción, conduciendo el de la Sagrada Eucaristía por vía de viático, y cuando haya pasado ya el tiempo de la celebración de la Misa en los casos urgentes, y de enfermedad desde la misma Iglesia matriz, cuidando también en estos casos de llevar el de la Santa Unción o de tenerle reservado a prevención en las ermitas con la debida decencia, y custodia, y de no desamparar a los enfermos que se hallaren en peligro conocido para auxiliarles hasta el último trance.

Fábricas.

            Otro sí, Dijo S. C. que siendo indispensable, ejecutadas las erecciones en las iglesias de las Santas Mártires, San Clemente, la Toscana y los Almaciles asegurar fondos de donde hayan de salir los gastos necesarios para el culto, adorno y reparos materiales de las mismas iglesias y que estos sean de los caudales correspondientes a las fábricas de la parroquial matriz de Santa maría en cuyo término se comprenden, así como salen para los de la iglesia de la Aldea de la Puebla, los cuales no es posible soportar dicha fábrica de santa maría según la presente administración de sus efectos, no restituyéndosela su derecho de beneficiados por medio de su mayordomo, como lo hacía desde su erección, hasta que por Provisión del Serenísimo Señor Cardenal Arzobispo Archiduque Alberto de veinte y seis de marzo de mil quinientos noventa y ocho se introdujo el repartimiento de los granos de la Fábrica a los Beneficiados, primero en cierta cantidad a cada uno, y a los precios corrientes, y posteriormente por mera tolerancia del total de los granos, y a los precios de las tasas antiguas que actualmente sigue con el título de repartimientos de granos a maravedís a los Beneficiados de la referida Parroquia, y de la iglesia de la Puebla, en lo que dicha Fábrica resulta notablemente perjudicada; desde luego S. C. usando de sus facultades nativas y ordinarias, y atendiendo a lo que exigen las circunstancias del día y necesidad que hay de que por ella se contribuya a los gastos de las cuatro expresadas iglesias, restituye a la Fábrica de santa maría de Huéscar a su derecho de Beneficiar por medio de su Mayordomo los granos que se la reparten, declarando que en consecuencia de esto han de casar desde ahora los repartimientos de granos a maravedíes correspondientes a dos Beneficios vacantes, y que quedan suprimidos en la iglesia de la aldea de la Puebla, cuyos intereses, con este objeto van rebajados en las dotaciones hechas a los cuatro Vicarios perpetuos que se establecen, y que igualmente cesarán respecto de todos los demás Beneficios de la misma, y de la Matriz de Santa María conforma vayan vacando, de modo que verificadas las vacantes de todos, ha de quedar la fábrica en plena libertad de beneficiar sus granos corriendo desde ahora por su cuenta los gastos necesarios para el culto Divino, adorno y reparos, no solo de la iglesia de la Aldea de la Puebla, como hasta aquí, sino también de las cuatro nuevas iglesias de las Santas Mártires, San Clemente, la Toscana y Almaciles en todo lo que no alcancen los derechos Parroquiales pertenecientes a la fábrica, y que se adeudaren en sus respectivos distritos demarcados, que desde luego las aplica S. C. debiéndose regular conforme a los que se acostumbran exigir en la matriz de Santa María, y que respecto a las fábricas de Santiago, y de la villa de Castilléjar, que son separadas, y tienen rentas propias nada se innova, y continuarán administrándose como al presente”.

            En el libro primero de bautismos (1793-1850) de la nueva parroquia, queda inscrita la visita del año 1794 que dice así:

           “En la ciudad de Huéscar, a diez y seis de octubre de 1794 años el Sr. Doctor Don Antonio Gómez de la Lastra. Abogado de los Reales Consejos Vicario y Visitador Juez Eclesiástico ordinario de esta ciudad de Huéscar y su partido, estando en visita eclesiástica de esta iglesia parroquial le hizo de este libro que es donde se entienden las partidas de los bautizados en la parroquia de San Clemente de Guardal desde el principio del año pasado de noventa y tres en que tuvo efecto la Erección de su cura vicario Vicario Perpetuo; reconocidas por su merced las anteriormente extendidas de dicho tiempo díjolas aprobadas  y aprobó que ha lugar en derecho y mandó se prosiga con la debida formalización y lo firmó su merced. Doy Fe.

           Doctor Gómez (rubricado)

           Ante mí
           José A. G. de la Cámara, Notario de Visita (rubricado)”. 

Detalle de la entrada  a la iglesia de San Clemente (ca 198_)     A. M. H.

 
      En la obra de Pascual Madoz “Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España y sus posesiones de Ultramar”, datada hacia 1845-1850, hallamos una nueva descripción de la Parroquia. Esta dice así:
 
     “HUÉSCAR: ...En el orden eclesiástico es Huéscar cabeza de su nombre, compuesta de los pueblos de Castilléjar y Puebla de Don Fadrique, de cuya villa dependen la aldea de Almaciles y una porción de casas. Tiene dos parroquias y una rural, la mayor titulada Santa María de la Encarnación,... La de Santiago,... La rural titulada San Clemente de Guardal, está situada en los caseríos de este nombre a dos leguas y media al oeste de la ciudad, y fue erigida en vicaría perpetua por el Excmo. Sr. D. Francisco Antonio Lorenzana, Arzobispo de Toledo en 1786: es de curato de entrada y presentación real, y está servido por el cura vicario perpetuo y un sacristán. Los curas de las dos primeras, que antes eran nutuales, son propios desde el expresado año de 1786, y sujetos al concurso de oposición, así como la vicaría de San Clemente, para los cuales consulta en terna el arzobispo, y obtienen de Su Majestad la real cédula: lo mismo sucede con los beneficios que se proveen en los pilongos de la vicaría, y son semicuratos o simples servideros”.

     “SAN CLEMENTE: con este nombre, que es el de su parroquia, se conocen también los caseríos del Guardal, enclavados en la jurisdicción y partido judicial de Huéscar (V.), provincia de Granada”.

     Una nueva reseña de esta parroquial la encontramos en el informe “Cofradías y hermandades de la vicaría de Huéscar” elevado al Arzobispo de Toledo por el entonces vicario de Huéscar y su arciprestazgo don José Pío Abellán en cumplimiento de la orden comunicada desde Madrid por el Cardenal Arzobispo de Toledo, con fecha de 25 de abril de 1854, remitiendo su respuesta el día 13 de mayo de 1854. El documento dice lo siguiente:

     “San Clemente de Guardal.

     La parroquia de San Clemente fue ermita antiquísima, que aún existe. Mas en el año 1793 fue erigida en parroquia por el Emmo. Sr. Cardenal de Lorenzana, con cura propio. Dista dos leguas y media de esta ciudad. Tiene hermandad de Ánimas, no se sabe su principio, pero sí hay libro de cuentas desde 1793. cuya hermandad venera y hace función a la Virgen de la Esperanza todos los años, con sermón”.

     Otros datos más actuales.

     En 1988 con la presencia de Don Manuel Gallardo Zafra, los miembros de la Hermandad de Ánimas y muchos de los vecinos de San Clemente realizan en la parroquia y cementerio una despedida muy especial de todos los que allí había enterrados (En meses posteriores los restos fueron exhumados y trasladados al cementerio de San José en Huéscar, en donde se inhumaron tanto en enterramientos particulares como uno colectivo. Este último acoge aquellos cuerpos que no fueron reclamados por sus familiares o descendientes).


Vista general del cementerio de San Clemente (ca 198_)   A. M. H.

     Don Gonzalo Pulido Castillo, en un artículo publicado en el Boletín nº 19 (año 2006) del Centro de Estudios “Pedro Suárez” de Guadix y titulado “Los cementerios y criptas de Huéscar. Lugares de enterramiento desde 1488” lo describe así:

     “11. Otros lugares de enterramiento.

     San Clemente del Guardal: contaba con un cementerio anejo a su iglesia, ermita de gran antigüedad, posiblemente del siglo XVII, que fue convertida en parroquia en 1793 por el Cardenal Lorenzana. Al construirse el pantano sobre la aldea, los restos humanos de su cementerio fueron trasladados al de San José de Huéscar a un sencillo panteón común”.

     A lo que nosotros añadiremos que esta ermita antiquísima fue destruida completamente, y sus escombros aguardan bajo las aguas del pantano de su mismo nombre.

San Clemente abandonado (Parroquia, palomar, puente,... ca 1989)   A. M. H.

 
     Los últimos habitantes de la antigua ubicación de San Clemente abandonaron sus casas a finales de 1989 cuando las aguas del pantano llegaron al puente que daba entrada al núcleo principal de casas. La mayor parte de ellos se trasladaron a vivir a la nueva barriada construida en el llano que hay encima de Barrio Nuevo, adoptando esta nueva denominación: Barrio Nuevo de San Clemente.

     Las viviendas están distribuidas a ambos lados de la nueva iglesia parroquial y paseo central.

     Se puso la 1ª piedra para la construcción de la nueva iglesia el día 7 de junio de 1992, siendo párroco de San Clemente Don Horacio Iruela López. Y el día 16 de octubre de 1994 se dijo la primera misa por el obispo de Guadix Don Juan García Santacruz.


La nueva iglesia de San Clemente en Barrio Nuevo (ca 1993)   A. M. H.

Anejos de Duda y La Parra.

            En un trabajo de Don Andrés Gea Arias, completado posteriormente por Don Rafael Carayol Gor,  que les fue publicado póstumamente a instancias de Don Gonzalo Pulido Castillo en el Boletín nº. 15 (año 2002) del Instituto de Estudios “Pedro Suárez” de Guadix, titulado “Ermitas, oratorios y capillas en la diócesis de Guadix-Baza”, se hace constar lo siguiente:

            “HUÉSCAR.

            Ermita de San Clemente: Situada a unos 15 Km. de Huéscar, fue designada como parroquia por el cardenal Lorenzana el año 1786, si bien en la actualidad ha desaparecido por la construcción del pantano.


            Ermita de San Eduardo: de reciente construcción, está situada en la cortijada de Duda”.



_________
Fuentes:

Archivo Confederación Hidrográfica del Guadalquivir -Pantano de San Clemente.
Archivo General Diocesano de Toledo.
Archivo Histórico Municipal de Huéscar.
Archivo Parroquial de San Clemente del Guardal.


________
NOTA:

     En particular, nuestro más sincero agradecimieto a Don Federico, párroco de San Clemente, Duda y La Parra; a Don Dionisio, archivero del Archivo General Diocesano de Toledo; a Confederación del Guadalquivir - Pantano de San Clemente, personificado en Don Manuel Porcel; y a Don Gonzalo Pulido Castillo, por su siempre callado, efectivo y sentido, trabajo de recopilación de datos de esta tierra.





8 comentarios:

  1. Gracias por este artículo tan ameno, interesante y educativo.
    Nuestra Historia merece la pena ser conocida y qué mejor medio que este Blog.
    Enhorabuena y a seguir acercándonos nuestro pasado de manera tan brillante.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante la entrada y buen trabajo de recopilación de imágenes. Algunas de éstas especialmente bellas como el detalle de la cerrada tomada desde el puente sobre el río Raigadas; o aquella en la que aparece, desde el otro lado del río Guardal, y desde el camino que llevaba al cortijo del Roble, Duda y La Parra, otro puente junto al molino, palomar, iglesia y La Sagra con nieve. Me ha gustado recordar los últimos paseos fotográficos por estos parajes que se tragó el actual embalse de San Clemente.
    Los textos me los dejo para más tarde. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Desde la villa "deshabitada", felicidades por el artículo. Espero que el ordenador siga destripando fotos y lecturas tan apasionantes y espero puedas dedicarnos algún monográfico para esta villa

    ResponderEliminar
  4. Muy buena entrada, espero la próxima. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Por si es de el interés de alguno de ustedes, la Asociación de Mujeres "La Encantada" ha editado recientemente un pequeño libreto -con numerosas imágenes- titulado "San Clemente, su historia de ayer y de hoy".

    ResponderEliminar
  6. Me a encantado poder a ver esos paisajes en estas fotografías y conocer un poco más de este entorno.
    Gracias por esta información.

    ResponderEliminar
  7. Ha sido una grata encontrar este blog. Entradas muy interesantes y emotivas por los recuerdos que traen a mi mente y a la de mi familia. En esta entrada sale parte de la casa de mis abuelos, en la foto de la cerrada,donde pasabamos todas las vacaciones del cole,jeje ... muy buenos momentos.
    Un blog al que volveré. Un saludo

    ResponderEliminar
  8. who knows where the cortijo is in san clemente del guardel that coronel villalobos and his new wife spent their wedding night on 9 agosto 1810?

    ResponderEliminar